El Erizo Azul
Un pequeño planeta perdido en una órbita sempiterna...
Inicio > Historias > Juicio a un lobo triste...

Juicio a un lobo triste...

Ya lo sé, señor juez, ya sé que es un caso raro, extraño... pero permítame explicarme y así comprobará que no soy un pervertido, ni un degenerado ni nada similar. Sólo soy un lobo de edad media y bobalicón que perdió la cordura. Verá, allí, en la soledad del bosque, el tiempo pasa con gran lentitud, y no tengo más vecinos que una señora mayor bastante ingenua, y un leñador inoportuno. Nadie más. La melancolía se apodera de uno a menudo en un paraje así.

Y bueno, por esas cosas del trabajo, resulta que todas las noches pasa por aquí una niña, sí, es cierto, una niña, con los ojos más verdes y el pelo más rubio que existe. Y me pregunta cómo me encuentro con respeto y cariño y me cuenta lo que lleva en la cestita y... bueno, ya sabe usted cómo sigue el cuento. La cuestión es que, sin saber por qué ni cómo, fue ganándose mi corazón y mi alma hasta que un día, de buenas a primeras, en lugar de preguntarle dónde iba opté por invitarla a un café... y aceptó. Y eso fue todo. Tras aquello quedamos algún día para hablar de literatura, de cine, y la acompañé a casa de su abuela alguna que otra vez... eso sí: por el camino más largo.

Y pasó lo normal en estos casos: se enteró su madre y me denunció, y el anterior juez me impuso mantener distancia preventiva “por lobo y gañán” según sus propias palabras. En el trabajo me sustituyeron por el Gato con Botas... pero aquello no era lo mismo... y me solicitaron que volviese, porque además la niña andaba triste... y lo hice... y a tomar por saco la distancia preventiva... y este lobo, de nuevo, fue llevado ante el juez, que ahora es usted, como es obvio.

En fin, señor juez, lo dicho... que me siento casi un personaje de Nabokov y ni duermo ni vivo, ni entiendo lo que me pasa. La echo de menos cuando no está y, sumergido en esta irracionalidad, sólo puedo decirle que el amor tiene razones que la razón no puede entender... y que es por ello que este lobo, por amor, ha perdido el juicio...

01:00 | Oze | 6 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://erizoazul.blogalia.com//trackbacks/19084

Comentarios

1
De: El Peatón Fecha: 2004-06-01 00:10

Creo que debe uster visitar al Sr. Boris Vian, que creo que le puede convertir en humano. Así sólo le podrán acusar de gañán ;-)



2
De: Marita Fecha: 2004-06-01 14:19

Precioso, mi niño.
Delicioso.



3
De: peke Fecha: 2004-06-02 15:44

No me atrevo a tomarme tanta confianza como Marita, pero, ¡caray!, ¡qué bonito!



4
De: Anónimo Fecha: 2004-06-02 16:56

¿..quien eres erizo..?..es que al final, despues de buscarme sin encontrarme, tu existes..?..detras de las cosas, encendiendo estrellas ausentes, despertando mares escondidos, estas ahi,
detras de las puertas enredado en el silencio..?
Si..alguien debe enseñarnos que la bondad aun pervive, por encima de tanto alboroto, de tanto desorden y de tanta equivocacion..gracias erizo..



5
De: valma Fecha: 2004-06-02 17:01

soy ese anónimo que antes escribio..llevo el peso de un nombre como todos, que alguien me dió, y con el que la gente me rodea y me habla..Entre aqui por casualidad, no se que es esto, un foro..un erizo suelto que sonrie y habla..?
Debe ser, irremediablemente, un erizo azul..si. Nada más que eso, una voz, un suspiro, un poquito del aire de todos..



6
De: Oze (El Erizo Azul) Fecha: 2004-06-06 21:22

Peatón> En el curro no le permiten al lobo cambiar de apariencia... ya sabes, la gente de los cuentos, que es muy suya.

Marita & Peke> Celebro mucho que os haya gustado. :)

valma> Vaya, me he quedado sorprendido con tu cariñoso comentario. Celebro que te hayan gustado las letras de este extraño erizo azul, y por supuesto estás invitada a este pequeño planeta siempre que lo desees.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.105.241 (efc2b5f0c0)
Comentario





		
 

Archivos

<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

Documentos


Blogalia

Blogalia

© 2002 Oze