El Erizo Azul
Un pequeño planeta perdido en una órbita sempiterna...
Inicio > Historias > Y los cuentos... cuentos son

Y los cuentos... cuentos son

Desde hace tiempo, años incluso, he defendido que la vida es perfectamente comparable a uno o varios cuentos: con su prólogo, con sus resúmenes, con sus capítulos y sus borrones... y su final. Pero claro, que la vida guarde paralelismos con los cuentos es una cosa, pero que sean o puedan ser idénticos... no, idénticos nunca... porque aquí, en el mundo real, las cosas no siempre acaban bien ni ganan siempre los buenos. Ni mucho menos.

Ahora las princesas llevan piercing y tatuaje... o no... y son madres, o hijas, o esposas, o novias, o amigas... o en lugar de los príncipes prefieren las princesas. Y me parece genial, por supuesto. Y los príncipes igual pero al revés, sólo que ahora ya no son azules, sino grises... o rosas... o vete tú a saber.

Y los lobos siguen aullando e incluso babeando tras las Caperucitas que, alternando el rojo con otros colores, llevan minifalda y bailan noctámbulas al caer la noche. Se encuentran por el camino con Cenicientas que ya no se recogen a las 12, sino que a esa hora montan en sus coches (adiós calabaza mágica) porque han quedado con algún leñador que ya ha montado su propia empresa de demolición.

Los ogros se dedican a hacerle imposible la vida a sus mujeres o salen de sus guaridas con el coco rapado y cantando el “cara al sol”. Las brujas guardan en el liguero la calculadora, y las hadas madrinas se vuelven etéreas, visitando a improvisados personajes en forma de suerte.

Los enanos se marchan a dormir a la 1, después de dejarse los sesos en la Play-Station, y los juglares se reparten por las calles de Madrid, Barcelona... llenando de música metros y parques, y sufriendo que otros más afortunados e infinitamente peores graben ahora un disco gracias a la tele.

Y mientras tanto, los bufones seguimos observando, y tirando para adelante como lo que somos: saltimbanquis, pillos, mentirosos y escritores (a veces todo eso junto), dando volteretas para llegar a fin de mes o lograr eso que alguien llamó “felicidad” sin saber que, realmente, eso de la felicidad puede ser que no sea más que un cuento.

01:00 | Oze | 0 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://erizoazul.blogalia.com//trackbacks/16345

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.105.241 (efc2b5f0c0)
Comentario





		
 

Archivos

<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

Documentos


Blogalia

Blogalia

© 2002 Oze