El Erizo Azul
Un pequeño planeta perdido en una órbita sempiterna...

Lugares desoladores...

Si alguien me preguntase los dos primeros lugares que vienen a mi cabeza por su aspecto desolador... debo admitir que tendría claro qué sitios serían, y los motivos que me sugieren esa profunda y sincera desolación. Por un lado el Congreso de los Diputados, y no por lo que representa (que agradecidos debemos estar los españoles de vivir en un estado democrático en el que podemos votar tras años de una dictadura miserable) sino por la actitud de nuestros políticos. Si fuese cierto que ellos representan a la población española, es lógico que se llegue a la conclusión de que los españoles somos unos maleducados carentes de sentido común y de razón, y que nuestra capacidad de debatir se reduce a los abucheos, los silbidos, el pataleo, y la burla constante y zafia.

Y ojo, que no salvo a nadie de la quema. Es cierto que estas formas se han vuelto habituales en una “oposición a piñón fijo” que no rectifica su curso lineal y grotesco. Pero el resto de partidos, comenzando por el que gobierna, terminan contagiándose y haciendo suyo este modo de hacer política, y participan así en debates de bajísima catadura. Es increíble que gente así ponga nuestra voz en el día a día de un país que, me temo, continuará eternamente dividido y reñido.

El otro lugar que despierta mi desolación es el INEM. Los inexpresivos gestos del funcionariado del lugar, contrastan con esa desesperanza casi cotidiana de los desempleados que por allí deambulan. Una señorita, por lo general amable pero con síntomas que evidencian su aburrimiento, te pregunta si has ido a sellar la cartilla. Entonces asientes con la cabeza y la observas con extrañeza. Casi te planteas saltarte las formas y preguntarle con sincera perplejidad: “¿A qué voy a venir si no? ¿Acaso me han llamado para ofrecerme un trabajo en estos últimos años?”. Pero callas, confirmas el motivo por el que has ido y, tras el sellar pertinente, marchas con la impresión de que no sabes qué demonios es aquello ni para qué has ido. Ah, sí, para sellar un trozo de papel. Ya se me olvidaba.

En fin, así son las cosas. Y lo lamento, pues releyendo este texto me doy cuenta de que desoladoras han quedado también mis palabras. Lo lamento. Me gusta pensar que las cosas mejorarán... pero se me acaba la tinta por hoy.

15:52 | Oze | 22 Comentarios | #

El rum rum de la justicia...

Hace meses que estoy sacándome el carnet del coche. En mi tiempo libre, alternándolo con cuestiones de la facultad, la familia, el gimnasio y otras historias, y con la ilusión que genera conducir un vehículo, ganar en independencia y seguir progresando. Ya voy por el segundo examen del práctico y, como a todo el mundo, el tema me está saliendo por un pico... ¿y para qué? Pues la verdad, atendiando al precio que se paga por conducir un coche sin carnet, ponerlo a 180 Kms/h., atropellar a un peatón que camina por un paso de peatones, darse a la fuga, culpar a otro en su lugar, y no reconocer el delito hasta 6 meses después... no tengo muy claro para qué diablos me estoy sacando el citado carnet.

Viendo la sentencia del caso Farruquito... qué se puede decir. Si esto es lo que entendemos en este país por “justicia”, es que no tenemos muy claro el concepto o que hemos perdido el punto de mira hace mucho. Porque luego uno oye a los personajillos de la tele, denunciándose unos a otros por estupideces y, en caso de ganar (como le ha ocurrido a cierta señorita de la nobleza española), siendo premiados con dos millones de las antiguas pesetas por injurias y chorradas varias. La leche, vamos.

Teniendo en cuenta que a Farruquito lo condenan a 16 meses de cárcel (que no cumplirá) y a pagar 16 millones de las antiguas pesetas (perdonen que me repita, pero creo que nos seguimos entendiendo mejor en la moneda pasada), me pregunto cuánto vale la vida de un ser humano que no es famoso, ni sale en la tele, o la radio, o la prensa...

Visto lo visto, si esto es lo que en este país se entiende por “justicia”... es normal que haya gente que deje de creer en ella.

16:20 | Oze | 6 Comentarios | #

La rueda...

Mi mundo y mi vida son las hendiduras de una rueda que gira y gira, y constata mi torpeza. Miro hacia adelante y miro las mismas piedras con las que, si puedo, si me dejas, volveré a tropezar, y cometer así los mismos errores del pasado. Porque, aunque pueda parecer absurdo... ansío hacerlo. Quién sabe, tal vez tengo alma de kamikaze.

La rueda gira y gira, a veces más rápidamente, otras veces de un modo más lento y tedioso. En medio de la rueda: yo, sabedor de que hace ya tiempo fui capaz de parar el tiempo, frenar el movimiento constante de la rueda y controlar la situación... pero en aquel momento optaste por ayudarme e intuyo que ya no es lo mismo.

Este juego es imposible ganarlo sólo con faroles... y a día de hoy eso es lo único que tengo; tú tienes las cartas ganadoras. Si la suerte no me echa un cable, lo llevo claro. Y mientras: "gira el mundo gira...". Como una rueda.

14:15 | Oze | 5 Comentarios | #

Lágrimas londinenses...

Poco a poco los rumores se confirman, y las especulaciones en torno al terrorismo ganan fuerza. Es increíble cómo cambia todo en sólo 24 horas. Ayer miles de londinenses celebraban que la capital inglesa era la escogida para celebrar las olimpiadas del año 2012, y por ello reían y se abrazaban con la satisfacción que produce un evento así. Un día después, lo que son las cosas, esos gestos risueños cambian gravemente, y se asoman a los rostros el desconcierto, el miedo y la tristeza.

Aquellos tres líderes que se reunieron en las Azores saben ya, en el caso de confirmarse estas sospechas en el caso londinense, lo que significa el terrorismo islamista. El sonido de los gritos y del pánico se ha extendido por esos tres países y hoy... hoy todos recordamos lo que sufrimos hace sólo un año y observamos con tristeza y pavor el sufrimiento actual de los londinenses.

Desde estas líneas deseo mandar un sentido abrazo a todos aquellos que hoy lloran la catástrofe sufrida. Hoy, como bien dicen muchos compañeros de la blogosfera, todos somos londinenses.

13:28 | Oze | 4 Comentarios | #

Pasaba por aquí...

Es evidente y habitual en el ser humano cometer errores, meter la pata hasta el fondo y, si alguien lo descubre, tratar de sacarla sin hacer mucho ruido. A veces incluso se pide perdón por la equivocación cometida y se trata de desandar el camino recorrido en la medida de lo posible... aunque eso no es aquí deporte nacional. Pero claro, hay ciertos errores que, por aquello del cargo y de la gravedad de la equivocación, resultan imposibles de entender... y más cuando uno ve la reacción de aquel que comete la falta.

Visto lo visto, ayer sólo le faltó a Trillo tararear la canción de Aute y decir que pasaba casualmente por la Moncloa y que, por esas cosas que uno nunca sabe cómo ocurren, un señor con bigotito lo eligió como ministro de Defensa. Pero nada más, oiga, que por lo demás uno ni entiende de aviones, ni de ejércitos, ni de tropas... ni de hacer la O con un canuto. Así que, ya se sabe, a repartir culpas de tacón a diestro y siniestro, y procurar defender lo indefendible.

Si se viese y oyese a sí mismo, Trillo exclamaría aquello de “manda huevos” que tan famoso lo hizo, porque uno debe ser inteligente y asumir sus errores, sus equivocaciones, las faltas que comete sin tratar de escurrir el bulto y pasar de largo. No hacer eso, es decir, no agachar la cabeza, aguantar el chaparrón y reconocer todas y cada una de las culpas, demuestra que hay quienes pierden la decencia y la vergüenza cuando adquieren un cargo.

16:20 | Oze | 6 Comentarios | #

Enfermedades psicológicas...

Lo más lógico e inteligente es tratar con absoluto cuidado lo que se dice o se explica porque uno, aunque luego rectifique, es esclavo de sus palabras y de sus actos. Unos términos desafortunados, un comentario erróneo puede dejarnos al descubierto, sin escudo de ningún tipo, en el punto de mira de los más rápidos. Y esto hay que aplicarlo, sobre todo, cuando uno tiene un cargo de responsabilidad, cuando atienden a nuestra voz con inusitado interés... en definitiva: cuando uno es un político, o un obispo, o un escritor, o un catedrático...

Sí, lo han acertado, todo esto viene a colación de un “genio” de la psicología aparecido recientemente. Un tipo de portentosa inteligencia (dice su cargo, que no sus palabras) que afirma que la homosexualidad es una enfermedad. Así, como suena. Y punto pelota. Claro que uno intuye al oírlo que para este sujeto también debe ser una enfermedad ser negro, o chino, o gitano, o indio, o árabe, o ateo, o judío, o protestante, o rojo, o incluso mujer. Quién sabe. Una eminencia de la ciencia española de estas características resulta impredecible, porque es un catedrático, claro, y por lo tanto no tiene por qué oír siquiera a la única persona en España que ha estudiado las adopciones de niños por parte de parejas homosexuales y que habla de ambientes familiares perfectamente acondicionados. Pero es normal que no la escuche porque la investigadora en cuestión no es catedrática, como el insigne estúpido que pronunció las palabras que hoy lo esclavizan como homófobo e intolerante.

Tengo la impresión de que la enfermedad que más abunda en este país es la necedad y la ignorancia, y cuidado, porque podrán ver en manifestaciones como la del pasado sábado que es contagiosa.

15:39 | Oze | 11 Comentarios | #

Madrid, Barça, nos vemos en el Carranza!!!

A primeraaaa, oeeee, a primeraaaa, oeeeee...

Hemos sudado lo nuestro, pero ya está el Cádiz en primera y nosotros, los aficionados, seguimos disfrutando con la buena nueva. Hasta las tantas de la madrugada estuvimos cantando y danzando, celebrando un ascenso que nos tenía con el alma en vilo.

Ahora toca pasarlo bien. Mañana ya se verá. :)

16:04 | Oze | 8 Comentarios | #

El Circo de los Horrores...

Madrid mañana será un espectáculo: por un lado Carlinhos Brown danzando y cantando por los rincones de la capital; por otro lado un circo de los horrores que destapa lo más gris de este país. Y digo un circo de los horrores, tal como suena, porque es horrible el mensaje que mañana llevan en la manifestación el Foro Español de la Familia, el PP y la Iglesia. Un mensaje donde se recrimina una inexistente discriminación hacia la familia, y donde se aboga por la desigualdad entre seres humanos con gustos y preferencias distintas.

En ese circo de los horrores la frívola portavoz del Foro Español de la Familia ejercerá de directora de pista (por cierto, digo yo que esta señora será lingüista, hispanista o similar, porque entra en cuestiones terminológicas que, todo quede dicho, observo que controla muy poco), y a su lado el domador Rajoy manejará los pasos de los lobos que allí se concentren con consignas y golpes de látigo ejemplares. Bueno, lobos y corderos, porque también irá en la manifestación el rebaño de españoles ultracatólicos que olvidan para estas ocasiones aquello de “amarnos los unos a los otros”.

Este espectáculo circense, más propio de las obras de Dante que otra cosa, caminará mañana por Madrid entre pancartas y gritos vacíos, dejando constancia de que todavía existe en este país una ciudadanía extremista, ultraconservadora e intolerante.

Suerte que en otros lares Carlinhos Brown será capaz de reunir a gente de toda condición, capaces de convivir en armonía por unas horas sin tener en cuenta las diferencias religiosas, sexuales, políticas, raciales...

15:51 | Oze | 4 Comentarios | #

Turismo nacional...

Las manifestaciones están de moda. Quede dicho de antemano que me parece genial que la gente exprese sus ideas mediante manifestaciones pacíficas de esta índole, aunque entiendo que algunas de las reivindicaciones que se dan últimamente son un despropósito total (quejas contra el matrimonio gay y demás absurdos), y eso sí: algunas manifestaciones son un modo estupendo de irse de vacaciones. La familia entera si es posible: el papi, la mami, las nenas y los nenes, la abuela, e incluso la mascota. Todos juntos y dispuestos a pasar un buen fin de semana. Que si a Madrid primero, luego a Salamanca... es una ruta perfectamente planeada por un grupo político que pone el autobús en su puerta y luego lo lleva donde sea conveniente mientras usted grite las consignas señaladas.

No importa que no acompañe ni la razón ni la lógica, no importa que sea usted creyente o ateo, hetero u homosexual, salmantino o catalán... el autobús irá a recogerlo y lo llevará a lo largo de la geografía española en una demostración de poderío sin límites. Lástima que el año pasado no pusiese ese mismo grupo político los autobuses a disposición de los ciudadanos para manifestarnos por el desastre del Prestige, o para ir a Madrid como gesto de solidaridad con las familias por el tristísimo suceso del Yakolev.

Además se habrían ahorrado los autobuses de la manifestación más numerosa habida en este país, aquella que algunos recuerdan levemente por no sé qué acontecimiento bélico relacionado con Irak, y en la que todos participamos saliendo a la calle en nuestra propia ciudad.

17:41 | Oze | 1 Comentarios | #

Algunos lugares para hacerlo...

Llevo tiempo leyendo un libro fabuloso del que pronto hablaré en este rincón. Escribo esto, precisamente, tras haber leído algunas páginas más, y haberlo dejado en una recta final que preveo apasionante. Y tras cerrarlo, movido por una de esas preguntas de índole sexual sobre los lugares en los que se ha practicado o se desea practicar el acto, me he planteado los diferentes ámbitos en los que he leído hasta la fecha.

De hecho, además de enumerar diversos emplazamientos en los que leo habitualmente o he leído en algún momento, me gustaría que quienes visiten este pequeño universo comentasen dónde llevan a cabo tal práctica. Posiblemente los resultados no sean tan pintorescos como en el caso sexual, pero bueno, es cuestión de probar.

Por mi parte, así pues, además de los cómodos y habituales cama, sofá y sillón, admito que practico la lectura habitualmente en el autobús o el tren. No me marea leer en vehículos en marcha, por lo que esta práctica se volvió habitual en mis años de estudiante universitario y la conservo hasta la fecha.

Además también aprovecho los bancos de parques o plazas, así como ciertos locales de tapas y copas (un café o una cerveza pueden ser estupendos compañeros de lectura) y, obviamente, bibliotecas diversas. El baño, todo quede dicho, también ha sido lugar aprovechable para tal motivo por la calma y el descanso que reporta.

¡Ah! Y el sitio más raro... una bicicleta estática. Porque uno va al gimnasio y pasa unos 20 minutos aburridísimos pedaleando, de manera que opta por ponerse a leer y, de ese modo, aprovecha para poner en práctica aquello de “mens sana in corpore sano”.

17:09 | Oze | 4 Comentarios | #

El Foro Español de la Familia... vaya tela

Cuando escribo en este rincón, aunque haya quien no se lo crea, pretendo medir mis palabras y no exaltarme ni dejar que la pasión del debate me arrastre, porque aun siendo esta mi casa, el respeto es uno de sus pilares fundamentales. Sin embargo a veces hay circunstancias que a uno lo superan, lo sacan de sí mismo, y provocan que se multipliquen los borrones en el escrito. Hoy me ha vuelto a pasar. He oído por la radio a la representante, o presidenta, o vaya a saber usted qué del Foro Español de la Familia, un grupo que dice ser aconfesional, y denuncia una supuesta marginación con respecto a ese conjunto que es la familia.

¿Los motivos de tal discriminación? Que los gays se casen. Sí, han leído bien, es increíble pero cierto. Esta presidenta, o representante o lo que sea dice que ese hecho discrimina a las familias, así como la ley del divorcio, el tema de las células embrionarias, y el aborto. Y uno alucina. A ver, ¿quién es el genio que dice que una familia debe estar compuesta por un padre, una madre y un hijo? Ya que estamos, ¿por qué no añadir a ese cuadro un perro llamado Bobi? ¿Es mejor que un niño viva en el “calor familiar” de un orfanato, a que crezca con el cariño de dos padres o dos madres que los quieran y los cuiden? ¿Por qué los miembros del foro en cuestión no se meten en sus propias vidas y dejan que los demás vivan como quieran? Podrían dedicar su foro a jugar al mus y al dominó, que desde luego serían labores más inteligentes que manifestar este tipo de cuestiones.

Ahora este revolucionario foro español marcha a Madrid a manifestar sus quejas y lamentos. Supongo que no acudirán con sus pancartas a Chueca. Claro, eso sería pasar de ignorantes a necios.

17:38 | Oze | 6 Comentarios | #

Cosas de críos...

El otro día frené a un crío cuando iba a zurrar a una niña. No conocía a ninguno de los dos, y no me sentí como un buen samaritano ni lo tenía previsto... simplemente ocurrió. Vi que la niña le plantaba cara a aquel tirano de unos 9 años por haber golpeado a un niño gordito segundos antes, y el abusón decidió responder con los puños a esas quejas. Entonces, cuando se aproximaba a ella, le grité: “¡Eh!”. Sólo eso. El chico, al oír el grito y verme allí se frenó, dio dos pasos hacia atrás y, con gesto de impotencia, dio la vuelta y se marchó.

Vi pasar por allí a adultos que no hicieron nada. Gente que mira, oye, y luego finge que nada ocurre. Gente que justifica motivos de esa índole como “cosas de críos” y después se alejan impasibles, tranquilos, como si el mundo girase con una naturalidad aplastante que no precisa cambio alguno. Con la idea de que las cosas son como son, y no hay más leña que la que arde, o algo así.

Alguien dijo (celebro ignorar quién fue) que el mundo sería mejor si lo gobernasen los niños... y eso, y no descubro nada nuevo, es uno de los absurdos más absurdos que jamás se han pronunciado. En su pequeña sociedad los niños se manejan por la ley de la selva y gobierna el más fuerte, el más impetuoso, y de ahí que entre ellos abunde la crueldad sin miramientos aunque la mayoría sean buenos chicos. Hay excepciones a esto, por supuesto, pero creo que las victorias de los más débiles se quedan en eso, en excepciones.

Por cierto, todo quede dicho: los padres de esos pequeños y crueles tiranos suelen ser mucho peores que ellos.

16:29 | Oze | 1 Comentarios | #

La maldad del pasamontañas...

No, este escrito, a pesar del título, no entra en la discusión que nuestros políticos mantienen en la actualidad sobre si conversar o no con los radicales vascos. A fin de cuentas ya los tenemos a ellos para sacarle punta a ese tipo de guerras dialécticas, y demostrar así, una vez más, la incapacidad de unos y otros para decidir siquiera la hora de tomarse un café.

La cuestión que deseaba tratar en este rincón es la bravuconería que despierta el pasamontañas, la “valentía” que acostumbra a generar en quienes lo emplean. Hace pocos días un ultra del atlético invadía el campo de entrenamiento de su equipo junto con otros indeseables, e insultaba y amenazaba a diestro y siniestro con un bate o similar escondido, y guardando su rostro de miradas indiscretas con la prenda en cuestión. Y uno piensa: “Claro, chaval, eres muy gallito tú. Entras con tus colegas, bien armado, amenazando con el rostro cubierto, sin los huevos suficientes para quitarte el pasamontañas y mostrar ante las cámaras el rostro, sabedor en el fondo de que te estás comportando como un criminal, un despojo de tiranía y odio que no es nadie sin un pasamontañas, un palo, y un grupejo de amigos dispuesto a sacudir”.

A veces, lo admito, desearía que esta prenda desapareciese del mercado, no existiese ni hubiese existido jamás... luego, sin embargo, me doy cuenta de que no es la ropa la que hace malvada a la peña, sino que son los bellacos los que hacen malvada esta prenda...

17:41 | Oze | 9 Comentarios | #

La pequeña peregrina...

Hay unas imágenes que sobrevuelan mi mente y que conciernen a un tema que suele despertar pasiones y enfados, pero mi intención, todo quede dicho, sólo es comentarlas brevemente sin ánimo de molestar ni ofender a nadie. Me refiero, pues, a unas escenas que he visto en televisión relativas al Rocío, cuando se abalanzaban decenas de jóvenes sobre el paso y este se movía con cierta dificultad entre la espectacular masa social que allí se reunía. Entonces, en esa piña humana de miles de personas, una niña llorando era conducida de mano en mano, sobre las cabezas, hasta ser sentada en el paso. Y el que suscribe, que debe ser raro por naturaleza, quedó perplejo.

Los segundos en los que se desarrolla la acción parecen interminables. La niña, de no más de 3 o 4 años, es transportada entre tirones de brazo y de pierna, y avanza asustada y llorosa sin saber dónde están sus padres ni hacia dónde se dirige. Y uno, sin poder remediarlo, lo observa atónico y con un nudo en la garganta, producto no de la emoción ni la religiosidad que, dicen, allí se genera... sino por la imagen de esa pequeña indefensa y perdida en la inmensa marea humana.

Luego apago la televisión, escribo con cuidado estas frágiles palabras y me acuerdo de aquellos que tachan de fanáticos a los árabes...

16:30 | Oze | 14 Comentarios | #

El eco de tu risa...

Tras bastantes semanas sin oír tu risa, hoy he vuelto a sentirla cerca. Tras mucho buscarte, tras preocupaciones e ideas que duelen, hoy he vuelto a oírte... y lo celebro. A fin de cuentas te sigo considerando parte de mí, una parte importante además, aunque no sospeches hasta qué punto, aunque no supongas que ciertas cosas no se olvidan porque quedan grabadas a fuego. Claro que hay cuestiones que no se pueden decir.

Ahora, sumido en un mar de pensamientos, siento el eco de tu risa revolotear por mi mente, yendo y viniendo en todas las direcciones, recorrer mis ojos y mi cuello y hacerme cosquillas... como antaño... antes de que las cosas fuesen como son en la actualidad. Y me tiemblan las piernas y suspiro, y miro a todos lados, como si fueses a aparecer de buenas a primeras. Es obvio que, a pesar del tiempo, hay cosas que no he aprendido aún... y ya es hora, o eso dicen.

Miro al teléfono y me urge volver a llamarte... pero no lo haré. Las cosas son como son y no hay más leña que la que arde. Pasaré la tarde saboreando la risa que hoy ha recuperado mi oído, aunque sólo haya sido por unos minutos. Tu risa, el eco de tu risa. Ya la echo de menos.

16:24 | Oze | 3 Comentarios | #




		
 

Archivos

<Diciembre 2016
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
             

Documentos


Blogalia

Blogalia

© 2002 Oze